Horinsa cuenta con unas instalaciones perfectamente equipadas, con una maquinaria renovada y dotada de todos los servicios necesarios, lo que la convierte en una empresa autosuficiente y competente.

La planta de hormigones hidráulicos, ubicada en sus instalaciones centrales, es un buen ejemplo de ello. Tanto la maquinaria fija como los camiones hormigoneras y las bombas de hormigón se renuevan de manera periódica.

Además, Horinsa dispone de su propio parque móvil, compuesto de vehículos, camiones, retroexcavadoras y todo tipo de maquinaria de obras públicas, teniendo una larga y excelente relación comercial con diversas empresas transportistas de la isla.

Pero lo que sin duda marca la diferencia con respecto a otras empresas del sector es su propia cantera, cuya extensión es de unos 100.000 m². En ella se extrae piedra de tipo basáltico de excelente calidad que, tras pasar por la planta de machaqueo, se destina a los siguientes fines:

  • Fabricación de aglomerados asfálticos en caliente
  • Fabricación de hormigón
  • Capas granulares

Otros espacios que completan las instalaciones de Horinsa son sus oficinas, un taller de 156 m² para reparaciones y mantenimiento de maquinaria, una nave industrial de 800 m² y un surtidor de gasoil propio con una capacidad de 15.000 litros.